October 27, 2022

¿Cómo evitar los sesgos en los procesos de reclutamiento?

¿Qué tan justos son tus procesos de selección? Si bien todo reclutador desea llevar a cabo un proceso completamente imparcial que permita encontrar al candidato ideal, aquello no es siempre posible. El principal enemigo de un proceso de reclutamiento justo son los sesgos. Se trata de aspectos arraigados en el inconsciente humano y que pueden cambiar los resultados de tus procesos. 

¿Quieres saber cómo evitar los sesgos en reclutamiento? En T2W tenemos una amplia experiencia en procesos de selección, por lo que podemos ayudarte. En el siguiente artículo, repasaremos algunas de las medidas más efectivas para evitar que los sesgos afecten tus procesos de reclutamiento.  

Sesgos en reclutamiento 

Podemos definir los sesgos como prejuicios y preferencias que las personas desarrollan a través de sus experiencias personales. Estos pueden funcionar a favor o en contra de diversos factores. Un sesgo denota inherentemente una falta de imparcialidad, lo cual en el contexto de un proceso de reclutamiento es un grave problema.  

Los sesgos en reclutamiento son más comunes de lo que nos gustaría. Por ejemplo, en una encuesta recientemente realizada en más de 131 países, se encontró que alrededor del 65% de reclutadores considera que existen sesgos en los procesos de reclutamiento, especialmente cuando se trata de perfiles de tecnología.   

¿Cómo evitar los sesgos en reclutamiento? 

¿Cómo evitar los sesgos en reclutamiento

1. Conoce tus propios sesgos 

Resulta imposible evitar los sesgos en reclutamiento si los profesionales a cargo del proceso no son conscientes de los sesgos a los que son propensos. Como ya te contamos, todos mostramos sesgos. Es algo inevitable. Por eso, el primer paso para evitarlos es conocer los diferentes tipos de sesgos que existen en reclutamiento. Luego, examina cada uno y revisa cuáles podrías tener. Aquí deber ser lo más sincero posible contigo mismo.  

De esta forma, durante el siguiente proceso de reclutamiento, conocerás los sesgos que podrían estar afectando tus decisiones y ser más reflexivo al respecto. Recuerda que no solo se trata de identificar las preferencias que podrían hacerte rechazar un candidato, sino también lo que podrían hacerte aceptar uno con mayor facilidad. Del resultado de este autoexamen surge el autoconocimiento que te permitirá realizar procesos de reclutamiento más justos.  

2. Omite las características personales en CVs 

Al momento de revisar CVs, muchos reclutadores se dejan influir por características superficiales como la edad, el género o la apariencia. Incluso un dato tan secundario como el nombre del postulante podría ser el detonante para un sesgo en un reclutador.  

Por esto, lo ideal es que los reclutadores no se enfoquen en tales datos al momento de revisar los CVs, ya que lo que deben primar son las características de fondo: el conocimiento las habilidades y la experiencia. Si dejas de lado todos aquellos datos que realmente no son relevantes parta el puesto, puedes estar seguro que encontrarás mejores candidatos más rápidamente. 

Te puede interesar: Tipos de reclutamiento: Conoce sus ventajas y desventajas 

3. Apóyate en un ATS  

Durante la etapa de análisis de CVs, el proceso de revisar un sinnúmero de candidatos y sus características puede ser tedioso, repetitivo y cansino. Lo más probable es que los reclutadores inicien la tarea con mucho cuidado, pero, conforme pasa el tiempo y la tarea se prolonga, la atención empezará a desvanecerse. Como consecuencia, el reclutador buscará maneras de terminar con la tarea rápidamente, lo cual afecta el proceso. Esto es efecto de la heurística de disponibilidad, un sesgo bastante común entre reclutadores que deben nadar en un mar de CVs.   

Para evitar aquel problema, lo más recomendable es apoyarse en un sistema ATS. Se trata de software que, entre otras funciones, puede revisar habilidades, conocimientos y otras características en CVs de forma rápida. Como resultado, el sistema te entrega solo los perfiles que mejor se acomoden al puesto. Cuando se trata de sesgos en reclutamiento, la imparcialidad de la inteligencia artificial puede ser de gran ayuda.  

4. Deja las emociones fuera 

Lo último que los reclutadores deben hacer es dejar que sus emociones influyan en sus decisiones durante las entrevistas. Con esto no queremos decir que te transformes en un témpano de hielo frío e indiferente. ¡Para nada! Como sabemos, para que la entrevista se realice correctamente, debes crear un ambiente en el que los candidatos puedan soltarse.  

Lo ideal es buscar un punto de equilibrio. Esto se consigue mostrándote cálido y sociable durante la entrevista, pero sin dejar que el rapport generado a través de la empatía influencie tu percepción. Para esto, toma cierta distancia de historias personales que notes que apelan a tus emociones. Aquella es una forma útil de evitar el sesgo emocional.  

5. Utiliza entrevistas estandarizadas 

Si bien cada candidato es un mundo al que debes analizar con atención, lo ideal es que todas las personas que entrevistes pasen por exactamente el mismo proceso. Con esto nos referimos a la estandarización de las entrevistas de trabajo. Aquella es la mejor forma de evitar sesgos y preferencias en la etapa de entrevistas. Desarrolla una rúbrica para la entrevista y cíñete a esta para todos los candidatos. Si todos reciben las mismas preguntas y el mismo sistema de puntuación, tendrás un proceso más libre de sesgos.  

Estas son las principales medidas que te ayudarán a evitar los sesgos en tus procesos de reclutamiento. Recuerda que ser consciente de los sesgos propios es el primer paso para evitar que estos afecten tus decisiones. 

En Talent2Win, nos esforzamos por alinear los objetivos de negocio de tu empresa con las mejores estrategias de Adquisición de Talento disponibles. Si quieres saber más sobre los servicios que ofrecemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*