February 26, 2024

5 consejos para dejar de procrastinar en el trabajo

¿Qué tan constante eres en el trabajo? ¿Sueles pasar mucho tiempo revisando tus redes sociales en horas de trabajo? Muchísimas personas tienden a distraerse o posponer tareas pesadas en horas de oficina. Aquello puede traer varios problemas para tu desempeño. La procrastinación es un obstáculo común que puede afectar nuestra productividad y bienestar en el trabajo.  

En T2W tenemos una amplia experiencia en gestión de talento, por lo que conocemos este problema. En el siguiente artículo, exploraremos algunos consejos para dejar de procrastinar y aprovechar al máximo nuestro tiempo en el trabajo, logrando una mayor eficiencia y satisfacción en nuestras actividades laborales. 

1. Utiliza la técnica del pomodoro  

Una de las estrategias más efectivas para incrementar la concentración y combatir la procrasticacion es la técnica del Pomodoro. ¿La conoces? Consiste en trabajar durante intervalos cortos, generalmente 25 minutos, seguidos de breves descansos de 5 minutos. 

Los seres humanos no tenemos la capacidad de mantener la concentración por periodos prolongados de tiempo. Al llegar al límite de nuestra concentración, empezamos a distraernos, lo que puede llevarnos a aplazar y postergar el trabajo más de lo deseado.  

La técnica del Pomodoro te ofrece un proceso perfecto para mantener la concentración y productividad por periodos prolongados de tiempo. Además, te ayuda a evitar la fatiga mental. Sin duda se trata de una técnica que debes aplicar en el trabajo para evitar la procrastinación. 

2. Elimina toda fuente de distracción  

Al momento de trabajar, ¿tienes cerca el teléfono? Tal vez trabajas desde casa y enciendes el televisor para sentirte acompañado. Aquello puede ser contraproducente. Si de verdad deseas evitar procrastinar tienes que identificar las distracciones que te impiden concentrarte y eliminarlas durante tu tiempo de trabajo.  

Para esto, puedes empezar por crear un entorno de trabajo ordenado y organizado que fomente la concentración. Luego, apaga las notificaciones del teléfono y no enciendas la TV. Igualmente, cierra pestañas irrelevantes en tu navegador y aléjate de las redes sociales. Es aquí que puedes aplicar el método pomodoro para intercalar pausas y tiempo de trabajo.   

3. Premia todo tu esfuerzo 

Desde que somos niños, somos educados para entender que una acción positiva merece una recompensa. Aquel condicionamiento tiene un efecto importante en nosotros. Por lo tanto, si mantener la concentración en el trabajo es complicado, recompensa todo tu tiempo y esfuerzo dedicado a alcanzar tus objetivos laborales.   

Para ello, otro de los consejos para evitar la procrastinación consiste en celebrar tus éxitos, incluso los más pequeños. Premia tu propio desempeño con algo que disfrutes después de completar una tarea importante. Establecer incentivos puede hacer que enfrentar las tareas sea más agradable y gratificante. 

4. Visualiza los beneficios 

Toda tarea y responsabilidad en el trabajo tiene un objetivo detrás. A menudo, estamos tan absortos en el día a día y las responsabilidades laborales, que olvidamos ver todo desde el panorama general. Por esto, antes de iniciar una tarea, visualiza lo que esta desea lograr. ¿Cuál es el objetivo de la tarea? Por eso, otro de los consejos para no procrastinar consiste en visualizar los beneficios a largo plazo que conseguirás si terminas tus responsabilidades a tiempo.  

Primero, estos beneficios pueden ser profesionales, como una mejor productividad en el trabajo, lo cual te pone en camino de obtener un ascenso o un aumento. Por otra parte, la ventaja de cumplir las responsabilidades laborales a tiempo también puede ser personal. Beneficios como reducir el estrés y tener más tiempo libre para tus intereses personales. 

5. Establece metas y prioridades 

A menudo sucede que tenemos por delante un sinnúmero de tareas por afrontar. La simple perspectiva de todo el trabajo que hay por hacer resulta disuasiva y nos impide iniciar las tareas. Como resultado, se opta por procrastinar qué es más cómodo y se ignoran las responsabilidades hasta que es muy tarde.  

Para evitar aquella situación cuando hay mucho por hacer, crea una lista de tareas con base en su importancia y urgencia. Dedica tiempo a las tareas más cruciales al comienzo del día, cuando tu energía y enfoque son más altos. Esto te ayudará a evitar dejar tareas importantes para después y te permite tener una mejor gestión de tiempo en el trabajo. 

Luego, puedes dividir las tareas complejas en pasos más pequeños y establece plazos realistas para completar cada uno. Esto no solo hace que las tareas sean menos abrumadoras, sino que también proporciona un sentido de logro a medida que avanzas.  

¡Recapitulemos! 

Lidiar con la procrastinación puede ser todo un desafío, pero es posible superarla y mejorar nuestra productividad en el trabajo. Si aplicas estos todos tips para dejar de procrastinar en tu día a día laboral, puedes estar seguro de que tu desempeño mejorará. Recuerda siempre que la clave radica en la autodisciplina y la determinación para aprovechar al máximo nuestras capacidades y recursos.  

En Talent2Win, nos esforzamos por alinear los objetivos de negocio de tu empresa con las mejores estrategias de Adquisición de Talento disponibles. Si quieres saber más sobre los servicios que ofrecemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.        

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*