September 22, 2022

¿Cómo mejorar el onboarding en el trabajo?

Todos hemos tenido un primer día en el trabajo. Este día a veces puede ser muy bueno y te anima a dar lo mejor de ti, mientras que en otras ocasiones te hace preguntarte si llegaste a la empresa correcta. El primer día revela mucho de la organización: la forma en que gestiona sus procesos internos y la manera en que trata a sus colaboradores. En ese sentido, nada propicia mejor la integración de los nuevos trabajadores que un buen proceso de onboarding laboral.  

¿Quieres saber cómo mejorar el onboarding en tu empresa? En Talent2Win tenemos una amplia experiencia en gestión de recursos humanos, por lo que sabemos qué se necesita para ofrecer un buen proceso. Por eso, en el siguiente artículo te contamos cuáles son los pasos necesarios para que el proceso de onboarding se lleve a cabo de la mejor forma. ¡Empecemos! 

El proceso de onboarding laboral 

Podemos decir que el onboarding es el proceso de introducción que todo nuevo colaborador debe recibir al ingresar a una empresa. Este proceso familiariza al recién llegado con sus responsabilidades, el estilo de trabajo, las reglas y los compañeros de trabajo. De esta forma, se crea el contexto perfecto para que la persona se adapte rápidamente y llegue a ser productiva sin mucho tiempo de espera. 

¿Cómo mejorar tu proceso de onboarding laboral? 

Debes saber que no existe una fórmula mágica para tener un buen onboarding, ya que cada empresa es distinta. Es necesario aplicar un proceso ligeramente diferente en cada organización. Adicionalmente, es recomendable modificar el proceso para que se acomode a cada puesto de trabajo. Revisemos algunas de las medidas que te ayudarán. 

1. Asegúrate de ofrecer un preboarding efectivo

How to improve the onboarding process 

Para empezar, es importante tomar en cuenta que existe un paso previo al onboarding llamado pre-onboarding o simplemente preboarding. Este debe darse apenas inicia el vínculo laboral con el nuevo trabajador y comprende medidas que deben ocurrir antes del primer día de trabajo. Por ejemplo, es en esta etapa que se suele enviar un correo de bienvenida al nuevo colaborador.  

En ocasiones, algunas empresas optan por ofrecer un pack de bienvenida que comprende souvenirs de la empresa. Esto es un detalle buenísimo de cara a la satisfacción del trabajador. Es más, puedes promover esto a través de publicaciones en tus redes, lo cual te dará una mano con el employer branding. Después de todo, ¿a quién no le gustaría empezar en un nuevo trabajo con un regalo?  

El preboarding también es el momento ideal para enviar todo el papeleo que el trabajador deberá firmar inicialmente. Si llevas a cabo la firma de estos documentos de forma virtual, agilizarás mucho el primer día de trabajo. Por último, para tener un primer día más organizado, es recomendable enviar el itinerario que el trabajador tendrá el aquel día.  

2. Crea un programa de mentores en el trabajo 

¿Has oído hablar de los programas de mentores en el trabajo? A través de estos programas se asigna a un miembro del personal para que se encargue de entrenar y asistir al nuevo colaborador durante sus primeros días en la empresa. El mentor será la persona a la que el recién llegado puede acudir para plantear sus dudas respecto al trabajo y la empresa.  

Además, el mentor también contribuye a la capacitación del nuevo trabajador en su puesto. Por esto, es recomendable que se seleccione como mentor a una persona dentro del mismo equipo para que pueda guiarlo en sus tareas diarias. Sin embargo, este rol también permite que las personas nuevas en la empresa empiecen a formar relaciones con sus compañeros. 

En ese sentido, el mentor es el nexo que agiliza la integración del recién llegado con la organización. Por esto, debes seleccionar con cuidado a la persona que tendrá el rol de mentor. Debe tratarse de alguien con un buen nivel de habilidades comunicativas, capacidad para instruir a otras personas, paciencia y una personalidad amigable.  

3. Aprovecha las ventajas del ATS en el onboarding 

Probablemente has oído decir que los ATS te ayudan en el proceso de reclutamiento. Sin embargo, lo que algunos pasan por alto es que estos también te dan una mano con el proceso de onboarding. Cuando recién ingresan a la empresa, los nuevos colaboradores suelen tener un sinfín de preguntas sobre la organización y su funcionamiento. Puedes resolver las dudas más comunes con un buen sistema ATS.  

A través de estos, puedes ofrecer documentos que detallen el funcionamiento de la empresa, su estructura interna, las personas en cada área y equipo, etc. De esta forma, ya cuentas con un repositorio de información disponible para todo nuevo colaborador.  Esto agiliza la familiarización del trabajador con la organización.  

Estas son algunas medidas que te ayudarán a mejorar tu proceso de onboarding. Nunca olvides que este es un proceso que requiere de mucha atención y mejora constante. La integración rápida de tus nuevos colaboradores depende de ello.  

En Talent2Win, nos esforzamos por alinear los objetivos de negocio de tu empresa con las mejores estrategias de Adquisición de Talento disponibles. Si quieres saber más sobre los servicios que ofrecemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*