August 29, 2022

¿Cómo ser un buen reclutador? 3 hábitos para crear tu mejor versión

En el mundo competitivo de hoy, la tarea de encontrar al mejor candidato para un puesto puede ser todo un reto de ingenio y tenacidad. Si bien, no existe tal cosa como el reclutador perfecto, sí existe el reclutador ideal. Se trata de una persona que busca aprender nuevas cosas sobre reclutamiento, se adapta a los tiempos y mejora sus habilidades constantemente.  

Hay ciertos hábitos que te ayudarán a conseguirlo. ¿Quieres saber cómo ser un buen reclutador y crear la mejor versión de ti mismo? En T2W tenemos una amplia experiencia en reclutamiento y selección, por lo que podemos ayudarte. Si eres nuevo en el mundo del reclutamiento y quieres seguir creciendo, en el siguiente artículo te mostramos algunos consejos que te permitirán seguir desarrollándote como reclutador. 

1. Trabaja en tu imagen profesional 

¿Cuánta atención pones a la imagen que proyectas en tu vida laboral? Como un profesional que debe conectarse con muchas personas muy diferentes, una buena imagen laboral puede facilitarte mucho el trabajo. De hecho, puedes realizar un gran trabajo y ser un gran reclutador, pero aquello debe reflejarse en la imagen profesional que los demás perciben de ti. En base a esto, construirás una reputación que te precederá para bien. 

Por otra parte, la imagen profesional cobra especial importancia en un mundo dominado por las redes sociales. Cuando se trata de reclutamiento, la red social que domina el panorama es LinkedIn. Es en este canal que debes ser especialmente cuidadoso con tu imagen. Todo lo que publiques, lo que comentes y lo que compartas hablará de ti.  

Por lo tanto, tus publicaciones e interacciones en esta plataforma deben ayudarte a crear la imagen como reclutador que deseas proyectar, pero sin descuidar tus valores como profesional. De esa forma crearás una marca personal como reclutador que resonará entre tus contactos. Tus contactos son una pieza clave para tu imagen laboral. Es a través de estos que tu reputación se extiende, por lo que debes fortalecer las relaciones con estos, lo cual nos lleva al siguiente punto. 

2. Forja relaciones con los candidatos 

2. Build relationships with candidates

El networking es una parte esencial en la vida de todo reclutador. Ya que tu trabajo implica mantener contacto diario con muchas personas, es ideal que no solo te comuniques con estas, sino que forjes genuinas relaciones profesionales. Para esto, se necesitan principalmente dos cualidades clave: la escucha activa y la empatía. La escucha activa te permite conocer más de estas personas dentro del plano profesional. Por otra parte, la empatía te permite entender su punto de vista.  

Pero, ¿para qué tomarse el trabajo de generar relaciones con candidatos? Especialmente si consideramos que muchos de estos no consiguen el puesto al que postulan. Bien, forjar buenas relaciones profesionales es la mejor forma de tener un talent pool en buen estado. Como sabes, un pool de talento es una base de datos que comprende candidatos cuyos datos y características has ido recopilando para contactarlos cuando tengas un puesto con su perfil. 

A menudo, encontramos candidatos con perfiles muy interesantes y el hecho de que no consigan el puesto no quiere decir que sean malos profesionales. Esto es especialmente importante cuando los candidatos han llegado a etapas muy avanzadas del proceso de reclutamiento o cuando tienen habilidades muy específicas. Mantener contacto con estas personas te asegura una respuesta rápida de su parte cuando debas llenar una vacante. Esto nos lleva al siguiente punto 

3. Ofrecer feedback no es secundario 

El proceso de reclutamiento termina cuando el candidato ideal es contratado. Fin de la historia, ¿no es cierto? ¡Para nada! Es en este punto que un buen reclutador debe empezar la parte final del proceso: notificar que el proceso concluyó y ofrecer feedback a los participantes. Todos los postulantes que llegaron a las etapas finales del proceso deben recibir un análisis sucinto de su desempeño.  

Allí debes detallar en qué áreas les fue bien y qué aspectos pueden mejorar. Ok, aquello implica algo de trabajo adicional, pero esto es más importante de lo que piensas. Recordemos que es esencial mantener contacto con los mejores candidatos, ya que estos componen tu talent pool. Por supuesto, este debe estar acompañado de un correo de agradecimiento por su participación.  

Ten en mente que a ningún profesional le gusta quedarse días o semanas esperando los resultados del proceso sin saber si obtuvo el puesto o no. Comunicarte con estos será un gran detalle que no pasará desapercibido por los candidatos y te ayudará a cimentar las bases de una sólida relación profesional.  

Estos son 3 aspectos clave que generalmente son pasados por alto por la mayoría de reclutadores. Ponlos en práctica e intenta pulirlos poco a poco. Aquello te ayudará a ser un mejor reclutador de personal. 

En Talent2Win, nos esforzamos por alinear los objetivos de negocio de tu empresa con las mejores estrategias de Adquisición de Talento disponibles. Si quieres saber más sobre los servicios que ofrecemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*