June 17, 2022

¿Cuáles son las características de un mal clima laboral?

El mal clima laboral es una de las principales causas de estrés y deterioro de la salud mental en el espacio de trabajo moderno. A pesar de lo que muchos creen, esto puede darse tanto de forma presencial como virtual. Por eso es importante que las empresas se enfoquen en darle a este problema la atención necesaria desde el área de los Recursos Humanos.  

Desafortunadamente, no todas las empresas logran ofrecer un ambiente de trabajo óptimo. En tu caso, ¿cómo identificas un mal clima laboral? Esa es una pregunta cuya respuesta es muy importante para los profesionales modernos. En T2W podemos ayudarte, ya que contamos con una gran experiencia en gestión de Recursos Humanos. Por eso, en el siguiente artículo te mostraremos las principales características de un mal clima laboral.  

1. Liderazgo negativo 

El jefe es una de las figuras que más influye en la vida laboral de los colaboradores. Se trata de una persona clave no solo para sus tareas diarias, sino también para su comodidad en el trabajo. Un buen líder debe ser esa persona con la que no tengas problemas para comunicarte, te muestre el plan y te motive a seguirlo. Sin embargo, no siempre se tiene la suerte de contar con un buen líder en el trabajo y aquello tiene consecuencias. 

De hecho, una encuesta realizada a más de 3,000 trabajadores de diversos sectores demostró que el 82% de las personas cambiaría de trabajo a causa de un mal jefe. La premisa se repite en la mayoría de campos. Por ejemplo, en el sector de tecnología el 73% de personas dejaría su empleo a causa de un mal jefe, mientras que en el sector salud la probabilidad aumenta hasta el 88%. 

Se dice mucho que las personas no renuncian a los empleos, sino a los malos jefes. Aquello tiene mucho de cierto. De hecho, el mal liderazgo es una de las principales causas detrás de una tasa de rotación elevada. Síntomas como la falta de comunicación, la crítica destructiva o la microgestión pueden afectar negativamente la confianza profesional, la autoestima y la salud mental. Aquello, hace falta decirlo, es una señal clarísima de un mal ambiente laboral. 

2. No hay balance entre la vida profesional y personal 

¿Sueles completar tareas incluso luego de que tu horario de trabajo terminó? ¿Qué tan seguido te encuentras trabajando muy entrada la noche? Aquella no es precisamente señal de un buen ambiente laboral. Tal vez trabajas desde casa, pero ya es normal que te asignen tareas o reuniones luego de tus horas de trabajo.  

Trabajar ocasionalmente algunas horas adicionales es siempre una posibilidad en cualquier empleo, especialmente si te encuentras en una industria que suele tener incremento de carga laboral por temporadas. Sin embargo, el problema aparece cuando esto se convierte en el estilo de trabajo regular y no existe flexibilidad de horarios. Aquel es un ambiente laboral que merma la calidad de vida personal. 

Existen diversas causas detrás de este problema. En algunos casos, esto se debe a un jefe adicto al trabajo. En otras ocasiones, hay algunas empresas que han normalizado el trabajo a deshoras. Aquello no es positivo. Todos necesitamos encontrar equilibrio entre nuestra vida profesional y nuestra vida personal. Un exceso de trabajo puede hacerte perder aquel balance, ocasionar estrés excesivo y afectar tu salud mental.  

Te puede interesar: ¿Cómo lidiar con un jefe tóxico? 4 factores clave 

3. Abundan los chismes maliciosos 

Abundan los chismes maliciosos

En líneas generales, podemos decir que los chismes y los rumores dentro de una empresa son inevitables. Estos son inofensivos en el sentido en que permiten a los colaboradores mantenerse al tanto de lo que sucede internamente en la empresa y mientras no ahonden demasiado en lo personal o lleven un tono negativo. Sin embargo, se cruza una línea cuando el chisme busca atacar una persona en particular de forma maliciosa. Esto trasciende el ambiente laboral y se hace personal. 

Es inevitable que en cualquier empresa encuentres un par de compañeros de trabajo que acostumbren soltar comentarios malintencionados. El problema ocurre cuando esto se convierte en un hábito generalizado entre los trabajadores. Desde la organización se deben hacer esfuerzos para combatir esto por medio de reglas de conducta interna y una cultura organizacional saludable. De lo contrario, puedes estar seguro de que te encuentras en un lugar de trabajo tóxico.  

4. Índice de rotación elevado 

Dadas todas las características que acabamos de mencionar, no es sorprendente que el resultado de estos problemas sea un índice de rotación elevado. La tasa de rotación es el porcentaje de trabajadores que abandonan la empresa en un periodo determinado. Ahora bien, pueden existir diversas razones para que los colaboradores abandonen una organización, no todas están relacionadas con un mal ambiente de trabajo.  

Sin embargo, es necesario notar que de todos los factores detrás de una rotación elevada, el más común suele ser el mal clima laboral en las empresas. Puede deberse a un mal liderazgo, a las actitudes de compañeros de trabajo, la excesiva carga laboral, etc. Al final, el resultado será siempre el mismo: Las personas no permanecen mucho tiempo en la empresa y se van en busca de un ambiente en el cual puedan trabajar cómodamente. 

Estos son los más comunes ejemplos de mal clima laboral. Presta atención a las señales, reconócelas a tiempo y evitarás mucho estrés y preocupaciones en el trabajo. 

En Talent2Win, nos esforzamos por alinear los objetivos de negocio de tu empresa con las mejores estrategias de Adquisición de Talento disponibles. Si quieres saber más sobre los servicios que ofrecemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*